serpent.jpg

LA TECNOLOGÍA DEL SHABAD GURÚ EN LLAPLLI SAHIB

Las emanaciones empíricas perfectas de Guru Nanaak

Uno de los grandes recursos accesibles a los maestros de Kundalini Yoga, es el repertorio vasto de Shabads, los perfectos templetes del infinito capturado en el ritmo, en el contenido y en el tono de los sonidos. Los 40 “Pauris”, los 40 versos, las muchas mantras, y los sonidos varios del Japji Sahib capturados por Guru Naanak es una de las fuentes nucleares de Mantra y Shabad en Kundalini Yoga. Cada palabra es parte del ritmo y de la marea del infinito pasada de un maestro a otro discípulo, practicada y creada como un instrumento. Ocasionalmente, un nuevo maestro puede dudar, porque encuentra que algunas mantras o sonidos provienen de algo que viene de una religión, pero estas técnicas que nos han sido dadas a través de los Gurús también fueron dadas siendo ellos yoguis perfectamente iluminados y como personas en este estado de iluminación, dan un regalo de transformación para que todas las personas lo usen. No es una posición de ninguna religión. Es más bien una herencia de la humanidad y es algo que hemos sido instruidos para usar apropiadamente.

Shabads son combinaciones de sonidos sagrados que cuando se recitan traen un estado de éxtasis, de curación y de gracia. Shabad es un sonido que impregna el ser en todos los niveles desde lo sutil a lo físico. Shabad impregna la mente y sustituye a los patrones de pensamiento poco saludables con las vibraciones de curación.
Para la medicina oriental, el poder del Shabad no proviene solamente de sus efectos de la energía nerviosa sino también de su capacidad para hacer subir la energía kundalini. Según ésta hay 72 meridianos energéticos (que se corresponde más o menos con los nervios) que recorren todo el cuerpo. También hay tres canales principales de energía kundalini que suben hasta el cerebro. Cada uno de estos meridianos y canales están en constante estado de vibración. En diversos lugares hay puntos reflejos, es decir, puntos de accesos. Según la filosofía yóguica sólo en el paladar se encuentran 84 de estos puntos reflejos. La entonación de los sonidos primigenios estimula los puntos reflejos de la boca y cambia sutilmente la vibración del meridiano energético sobre el cual estos están situados. Aunque la persona no crea en el valor intrínseco del shabad kirtan, reconocerá el valor de repetir mantras durante la meditación al ayudar a acallar el diálogo interior, proporcionando momentos de paz a la mente.

El Shabad Man Ray fue escrito por Guru Gobind Singh, el décimo Gurú de los sikhs, que era un maestro de yoga, un maestro de la poesía, un guerrero maestro y un maestro del Gurú Shabad. Esta Shabad impregna la mente con el sagrado sonido que le permite la experiencia de su propia infinitud. La unión con el Infinito. Esta Shabad tiene ocho versos. El número ocho representa el infinito.

Mediante la práctica de la Shabad Man Ray  aceptamos la esencia de Guru Gobind Singh, la esencia de la valentía y la capacidad de superar cualquier reto, cualquier caos, o de cualquier sueño de encontrar el estado de presencia pura y la conciencia en el trono de oro puro de nuestra propia disciplina y la práctica diaria.

Os dejamos con  Snatam Kaur i Ray Man Shabat.

Omana