• Home
  • Climaterio: autocuidado

Climaterio: autocuidado

El climaterio es el período en la vida de una mujer en el que cesan los ciclos menstruales y los niveles de hormonas sexuales, como estrógeno y progesterona, disminuyen significativamente. Los cambios hormonales durante el climaterio pueden tener una serie de efectos físicos y emocionales, incluyendo sofocos, sudoración nocturna, cambios de humor, sequedad vaginal y fatiga. Aunque no se puede evitar el climaterio, hay algunas cosas que puedes hacer para ayudar a controlar los síntomas y mantener tu salud en general:
  • Mantener un estilo de vida saludable: Esto incluye hacer ejercicio regularmente, comer una dieta equilibrada y reducir el consumo de alcohol y tabaco.

  • Usar lubricantes, acéites o   cremas hidratantes: La sequedad vaginal es un síntoma común durante el climaterio. Los lubricantes y cremas hidratantes pueden ayudar a aliviar la sequedad y hacer que las relaciones sexuales sean más cómodas.

  • Hablar con tu médico: Si sientes que los síntomas del climaterio están afectando significativamente tu calidad de vida, habla con tu médico. Pueden ayudarte a encontrar maneras de manejar los síntomas y mantener tu salud en general.

  • El yoga sigue siendo un excelente complemento para el autodescubrimiento, la autoexpresión, la autoconciencia, el estado físico, relajación y claridad mental durante el climaterio de la mujer. Promueve la salud, la felicidad, la concentración, la autoconciencia y el autocontrol al centrar la mente y el cuerpo en tiempos de cambio. Esencialmente, el yoga es una excelente práctica para cualquiera que busque una forma de calidad para mantenerse en forma durante los tiempos de cambio.

Gánglios Linfáticos

Los ganglios linfáticos son una parte importante del sistema linfático, que es un componente clave del sistema inmunitario del cuerpo. Los ganglios linfáticos son pequeñas glándulas situadas en diferentes partes del cuerpo, especialmente en el cuello, la axila y la ingle. Su función principal es la de filtrar y eliminar las sustancias extrañas, como bacterias y virus, del cuerpo.

Los ganglios linfáticos pueden hincharse cuando el cuerpo está luchando contra una infección o una enfermedad. Esto es completamente normal y suele desaparecer cuando el cuerpo se recupera. Sin embargo, si notas que tienes ganglios linfáticos hinchados de manera persistente o sin motivo aparente, es importante que hables con tu médico. Puede ser un signo de una afección médica subyacente que necesita tratamiento.

Los ganglios linfáticos también pueden hincharse como resultado de una inflamación crónica, como el lupus o el síndrome de fatiga crónica. Si sospechas que tienes una afección que puede estar causando la hinchazón de los ganglios linfáticos, habla con tu médico para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Reproducir vídeo
Reproducir vídeo

Mantra Ang Sang Wahe Guru